lunes, 15 de abril de 2013

Émile Coué (1857-1926)

Médico Farmacéutico y Psiquiatra francés de principios de siglo, alumno de Liébault, trabajó en la primera guerra mundial como médico, y ante la escasez de medicamentos con los que tratar a los heridos de guerra empezó a utilizar placebos entre sus pacientes, observando que muchos de ellos respondían al medicamento falso recuperándose como si se les hubiera suministrado el compuesto real.
Al comprobar el resultado de estas experiencias, Coué, introduce por primera vez el concepto de Autosugestión, afirmaba que: "toda sugestión era en realidad autosugestión, dado que la sugestión no obraba sobre la voluntad, sino sobre la imaginación, que es factor y elemento dominante del subconsciente, y a través del cual influye en todas las funciones del organismo". Finalmente expuso sus tres famosas Leyes de la sugestión.
Introdujo un método conocido como la psicoterapia, que es una técnica de curación y automejoría que se basa en la autosugestión de la hipnosis. 
Se le conoce como el padre del condicionamiento aplicado, modificó la teoría de Abbé Faria proponiendo que "para que la autosugestión fluyera de la mente, uno tenía que alimentarla primero repitiendo palabras o imágenes como autosugestión para la mente subconsciente, uno puede condicionar su mente".
Después, la mente condicionada, es capaz de producir un comando autogenerado cuando la situación lo requiera.

Su muy conocido mantra, “Día tras día, en todos los aspectos, me va mejor y mejor” es conocido como Couéismo, o el método de Coué, y depende en gran parte de la repetición de la fórmula. "La repetición respaldada por la fe ,en su eficacia, la convertía en realidad". Su pretensión de haber curado enfermedades orgánicas por medio de la autosugestión nunca fue aceptada por los médicos. Durante los últimos años de su vida, vio cómo la autosugestión se popularizaba en el Reino Unido y en Estados Unidos.

Sus Leyes de Sugestión:

La Imaginación del Subconsciente en oposición a la Voluntad del consciente, con estos conceptos Coué definió estas reglas.

1°) Ley de Atención Sostenida:
Cuando una persona concentra su atención en una idea o pensamiento, dicha idea tiende a realizarse, es decir, que tenderá a manifestarse en forma espontánea.
2°) Ley del Esfuerzo Invertido:
Cuando una persona piensa que no puede hacer algo, y luego lo intenta, cuanto más trata de hacerlo, menos puede hacerlo. Cuando en un estado mental se piensa “me gustaría hacer esto, pero no puedo” cuanto más se intente realizarlo, menos posible será llevarlo a cabo, aunque se tenga muchas las ganas de hacerlo.
3°) Ley del Afecto Dominante:
Una emoción fuerte siempre tiende a reemplazar a una emoción débil. Una emoción asociada a una sugestión, hará que la sugestión sea más efectiva. Una sugestión vinculada con una emoción predominará sobre cualquier otra sugestión, que se encuentre en la mente en ese momento.
………………………………………………………………


Couè decía que « En un conflicto entre la imaginación y la Voluntad, invariablemente vence la imaginación, sin excepción». Cuando la voluntad trata de enfrentarse a la imaginación, la ley del esfuerzo invertido se manifiesta, haciendo que toda la fuerza de la voluntad aplica en combatir a la imaginación se inviertan favoreciendo justamente lo opuesto a la intención voluntaria, es decir favoreciendo a la imaginación. Para demostrar esta afirmación, Coué argumentaba ejemplos cotidianos, como la dificultad para recordar un nombre, cuanto más esfuerzo voluntario ponemos en recordarlo, menos probabilidades tenemos de que venga a nuestra memoria, por la acción de nuestra voluntad, más tarde cuando cansados dejamos de esforzarnos en recordar el nombre surge en nuestra mente de forma casi mágica.
Lo que ha sucedido es simplemente que al no recordar inicialmente el nombre, ha ido tomando cuerpo en nuestra imaginación el hecho de haberlo olvidado y tal íntima certeza se iba reforzando más y más, cuanto más fracasaba nuestra voluntad.
Coué también aseguraba que «la imaginación puede ser educada».
"Todos nos manejamos de un modo intuitivo en nuestras relaciones sociales, con mayor o menor éxito mecanismos de sugestión, y por tanto también todos somos sugestionables en mayor o menor medida".
Utilizando la sugestión tratamos de lograr objetivos de los demás, en tanto la gente que nos rodea trata de hacer lo mismo con nosotros, y esto ocurre cada uno de los días de nuestra vida, y con toda la gente con quien nos relacionamos, incluso con nosotros mismos.
El estudio de las reglas que rigen la Sugestión no sólo es interesante desde el punto de vista de su aplicación en la hipnosis, sino que también es una importante ayuda en nuestras relaciones sociales.
Coué publico sus teorías en su escrito “Self Mastery Through Conscious Autosuggestion”


︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ ︻ 

Extraído de: http://www.grupohipnosiscopcv.es/wordpress/recursos-para-profesionales/bibliografia/otros-documentos/metodo-de-autosugestion-consciente-de-coue/
︼︼︼︼︼︼︼︼︼︼︼︼︼︼︼
 
 
 
Método de Auto-Sugestión Consciente. Grabación audio original en francés, y texto traducido al castellano. Autor  E. Coué (1923). Este artículo se ha incluido en esta página web por gentileza de www.archeophone.frTraducido por Jacqueline Blanquine (2009).

Parte I
Voy a explicarle en pocas palabras los dos principios sobre los cuales he basado mi método de autosugestión  consciente.
El primero es el siguiente:
Toda la idea que tenemos en el espíritu deviene una realidad en el dominio de la posibilidad.
Por ejemplo, si tenemos una pierna rota e imaginamos que la pierna vuelve a crecer, naturalmente no lo hará, porque eso es imposible. Pero si sentimos un dolor en cualquier parte, si tenemos órganos que no funcionan normalmente, si tenemos ideas tristes, e  imaginamos que el dolor va a desaparecer, que nuestros órganos enfermos van a funcionar cada vez mejor y mejor, que nuestras ideas tristes van a desaparecer,  para dar paso a ideas alegres, todo eso sucederá, porque es posible.
  • La idea del sueño crea el sueño;
  • La idea de insomnio crea el insomnio;
  • La idea de crisis de asma crea la crisis de asma;
  • La idea de crisis nerviosa crea la crisis nerviosa;
  • La idea de migraña, justo en el día en el que estamos invitados a cenar en casa de tal o cual persona, crea la migraña en el día señalado;
Cosa más sorprendente es que hay personas ciegas, sordas o paralizadas, simplemente porque ellas mismas piensan que lo son.

La conclusión que podemos extraer de este primer principio es la siguiente:
  • Si toda idea que tenemos en el espíritu deviene realidad en el dominio de la posibilidad, estando enfermo, imaginamos que la cura va acontecer, ésta ocurrirá si es posible; si no lo es, lograremos la mayor mejoría que se pueda obtener.

El segundo principio es éste:
Al contrario de lo que se piensa, no es la voluntad la primera facultad del hombre, sino la imaginación.
Cada vez que hay un conflicto entre ella y la voluntad, cada vez que estamos en el siguiente estado de espíritu: “yo quiero hacer tal o tal cosa, pero no la puedo hacer”, siempre es la imaginación que predomina.
No sólo no hacemos lo que queremos, sino que hacemos precisamente lo contrario de lo que queremos:
  • Cuanto más se esfuerza en dormir una persona que no duerme por la noche, más se sobre activa.
  • Cuanto más queremos recordar del nombre de doña quién sea, más se nos escapa.
  • En algunos casos, cuanto más queremos evitar reír, más nos reímos.
  • Cuanto más quiere evitar tartamudear el tartamudo, más tartamudea,
  • Etc.
¿Cuál es el estado de espíritu de estas personas, en estos distintos casos?
  • Quiero dormir pero no puedo;
  • Quiero encontrar el nombre de doña quién sea, pero no puedo;
  • Quiero evitar reír, pero no puedo;
  • Quiero evitar  tartamudear, pero no puedo;
Véanlo, es siempre “yo no puedo”, la imaginación, que predomina sobre “yo quiero”, la voluntad. Así pues,  es ella la primera facultad del hombre, y no la segunda.
El conocimiento de este hecho es extremadamente importante, y si sabemos aprovecharlo, podemos, gracias a ella, convertirnos en maestros de nosotros mismos. También es gracias a ella que mi método da mejores resultados allí donde los otros han fallado.

Parte II


Tiene que saber que dentro de nosotros existen dos seres bien distintos:
  • El ser consciente y voluntario que conocemos, y que creemos que es el que nos guía.
  • Detrás de éste, hay un segundo: el ser inconsciente, o subconsciente, o imaginativo.
No le prestamos atención y nos equivocamos, pues es, precisamente, este segundo yo quien nos guía tan acertadamente, moral y físicamente. Todos tenemos un corazón, estómago, riñones, hígado, etc. Nadie puede actuar sobre esos órganos a través de su voluntad. No obstante funcionan, incluso durante la noche cuando nuestro consciente duerme. Y si funcionan, es que lo hacen bajo la influencia de una fuerza, la del inconsciente. No sólo éste preside las funciones de esos órganos, sino también las de todas de nuestro cuerpo y de nuestro ser moral.
Si es el inconsciente el que nos guía, y nosotros aprendemos a guiarlo, entonces, aprendemos a guiarnos a nosotros mismos.

Mostrar cómo, es mi papel:
  • Ahora le ruego que cierre los ojos y escuche lo que voy decirle, y que los abra cuando se lo diga.
  • Cierre los ojos y dígase que todas mis palabras van fijarse, grabarse en su espíritu y que siempre se quedaran fijadas, grabadas, incrustadas allí, y que usted mismo y su organismo tienen que obedecerlas.
  • Le digo que a partir de ahora todas las funciones de su cuerpo se desarrollaran cada vez mejor, principalmente las del tubo digestivo.
  • Tres veces al día, por la mañana, al medio día y por la noche, tendrá hambre, y, por ello, comerá con placer, aunque sin comer demasiado. Pero tendrá cuidado de masticar bien los alimentos.
  • Con esas condiciones la digestión se hará fácilmente, la sensación de pesadez, de molestia e incluso de dolor que pudiera sentir, desaparecerán poco a poco, y, si tiene enteritis, constatará que irá disminuyendo gradualmente. Naturalmente, al hacerse bien la asimilación, la digestión se hará cada vez mejor, y, por eso, se tornará cada día más y más fuerte, y más y más vigoroso. Además, la sensación de cansancio y de fragilidad que pudiera sentir, desaparecerá, dando paso a una sensación de fuerza y de vigor que aumentará día tras día. Por lo tanto, si está un poco anémico, su anemia también desaparecerá, arrastrando con ella todas las molestias que suelen siempre acompañarla.

Parte III


  • Esta noche, mañana por noche y cada noche tan pronto quiera dormir, dormirá hasta la mañana siguiente, hasta la hora que haya fijado para despertarse.
  • Disfrutará de un sueño profundo, calmo, tranquilo, sin pesadillas; y, cuando se despierte, se sentirá totalmente fresco y en buena disposición.
  • Mientras la digestión, la asimilación y el sueño se desarrollan normalmente, en el caso de que sienta un poco de nerviosismo, irá desapareciendo, dando paso a una sensación de calma, de intensa calma, que le permitirá progresivamente ser maestro de sí mismo, tanto desde el punto de vista físico, como moral.
  • Por fin, y sobre todo, si hasta hoy ha sentido una cierta desconfianza hacia sí mismo, le digo que, a partir de ahora, esta desconfianza va gradualmente a disminuir, dando paso a una sensación de confianza en sí mismo que le dará capacidad para hacer, no sólo bien, sino incluso muy bien, todas las cosas que desea hacer, en la medida no obstante, que sean razonables.
  • Así pues, cada vez que desee hacer algo razonable, una cosa que esté dentro de sus obligaciones, parta siempre del principio que esa cosa es fácil, desde el momento que es posible, y en esas condiciones, esa cosa deviene fácil cuando sería imposible para otros, si la hubiese considerado como tal. Consecuentemente las palabras: “difícil, imposible, no puedo, es más fuerte que yo, no puedo evitar…” desaparecen completamente de su vocabulario, ¿me entiende? Esas palabras no existen, ¡se lo repito! Lo que es correcto: eso es fácil, yo puedo”. Con esas palabras ¡se logran prodigios!
  • Los que sientan un dolor en cualquier parte del cuerpo, en el pie, en las rodillas, en la espalda, en el costado, no importa dónde, yo les digo que a partir de ahora, la causa de este dolor,  se llame artritis o con otro nombre, va a disminuir y desaparecer poco a poco dentro de lo que es posible. Naturalmente, desapareciendo la causa, los efectos que ella determina desaparecerán en la misma proporción, y cada vez que este dolor reaparezca, usted lo hará desaparecer inmediatamente, utilizando el procedimiento siguiente:
Aíslese todo lo posible. Siéntese, cierre los ojos, y, mientras pasa ligeramente la mano por su frente, si se trata de cualquier asunto moral, o en la parte dolorosa, si se trata de cualquier asunto físico, repita rápidamente moviendo los labios, las palabras “se pasa, eso se pasa, etc.” lo más  rápidamente posible, incluso farfullando, no importa. Lo que importa es pronunciar esas palabras bastante rápido para impedir que la idea contraria penetre en su espíritu. Al cabo de algunos segundos el dolor habrá desaparecido.
Hágalo de nuevo cada vez que el dolor reaparezca. En todos los casos su inconsciente hará lo necesario para lograr todo lo que es posible alcanzar.

Parte IV


 
Le he dado buenos consejos. Ya he hecho mi parte. Así pues, ahora le toca hacer la suya. Es lo más importante. Durante toda su vida, entiéndame bien, tanto tiempo como usted viva, cada mañana antes de levantarse, cada noche, en cuanto esté en la cama, cierre los ojos, y repita veinte veces seguidas, moviendo los labios lo bastante alto como para oír sus propias palabras, sin intentar pensar en lo que está diciendo (si lo piensa, está bien, y, si no, ¡sigue estando bien!), y contando mecánicamente con un cordoncito, con veinte nudos, la frase: “todos los días, en todos los aspectos, voy de mejor en mejor”.
Hay dentro de esta frase cinco palabras importantes, son las palabras “en todos los aspectos”. Valen para todo, tanto para los aspectos físicos, como morales; por eso es innecesario darse autosugestiones particulares, ya que cada una está incluida en las palabras: “en todos los aspectos”.
Pero, lo que le recomiendo especialmente es que se dé esa autosugestión, de modo sencillo, infantil, mecánicamente y, sobre todo, sin esfuerzo; tal cual como lo que sigue:”todos los días, en todos los aspectos, voy de mejor en mejor”, “todos los días, en todos los aspectos, voy de mejor en mejor”, “todos los días, en todos los aspectos, voy de mejor en mejor”, etc., como si recitara una letanía.
La repetición, a través del oído, hace penetrar mecánicamente en su inconsciente la frase que es una idea: “todos los días, en todos los aspectos, voy de mejor en mejor”.
Usted ha visto con los ejemplos que le he dado que, en, cuanto tenemos una idea en el espíritu, esa idea se hace realidad en el dominio de la posibilidad. Así pues, si pone bien en su mente: “todos los días, en todos los aspectos, voy de mejor en mejor”, cada día, en todos los aspectos, usted irá de mejor en mejor. Además, como ya le he dicho, cada vez que durante el día o la noche siente una mal físico o moral, dígase a sí mismo que lo hará desaparecer. En ese momento, aíslese tanto como le sea posible, cierre los ojos, y pasando la mano por su frente para un mal moral, o en la parte dolorosa, para un dolor físico, repita de forma extremadamente rápida, moviendo sus labios, las palabras “eso se pasa, eso se pasa”, etc., durante todo el tiempo que sea necesario. Con un poco de hábito, el dolor físico o moral desaparecerá al cabo de algunos segundos. Hágalo cada vez que lo necesite.


2 comentarios:

  1. Es genial! me funciona realmente para fortalecer mis pensamientos, soy de Bogotá aunque soy española, llevo 3 años aquí por trabajo (soy neuróloga) y me resulta curioso tu blog porque tienes muchísima razón en diferentes ramas, gracias por el aporte y si me das una dirección para resolver algunas dudas me encantaría. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que alguien tan cercano a la neurología se interese por mi blog, donde lo que plasmo es mi punto de vista sobre muchísimos libros que he leído, lo que he ido aprendiendo en diversos artículos de gente que se interesa por el tema, experiencia propia, testimonios de aquellos que se atreven a contarlo, buscando una relación con el fin de que se pueda comprender mejor y leído con facilidad.

      Muchísimas gracias!!!

      Eliminar